Dime el largo de tus dedos y te diré el resultado de tus exámenes

10 junio



Mirando los dedos de tus hijos, tal vez puedas saber en qué materias les irá mejor.

Es lo que sugiere un nuevo estudio en base al efecto que provoca la exposición hormonal prenatal en el desarrollo cerebral y el largo de los dedos.


Parece una cuestión de quiromancia, pero no lo es. Científicos británicos han encontrado una nueva relación entre el largo de los dedos y determinadas conductas humanas.


Según un estudio próximo a publicarse en el British Journal of Psychology, los resultados de las pruebas de Matemáticas y Lengua en chicos de siete años, podrían pronosticarse midiendo la longitud de sus dedos.


Psicólogos de la University of Bath compararon la longitud de los dedos de 75 niños y los resultados de sus exámenes. Encontraron una clara relación entre el rendimiento de los chicos en pruebas de Matemáticas y Lengua, y un relativo largo de sus dedos índice y anular.


La exposición a diferentes hormonas en el útero influiría tanto en el desarrollo cerebral como en la longitud de los dedos.

La causa de esta relación estaría dada por la exposición a los diferentes niveles de hormonas (testoterona y estrógeno) en el útero materno, y el efecto que ellas tienen tanto en el desarrollo cerebral como en la longitud de los dedos.


Los investigadores parten de la base de que una alta exposición a la testosterona (hormona masculina) define un dedo anular más largo que el índice y, una menor exposición a esta hormona o mayor exposición al estrógeno (hormona femenina), invierte esa relación. Según esta teoría, por lo general, mientras que en los hombres el dedo índice es más largo que el anular, en las mujeres la tendencia es inversa o tienen una longitud similar en ambos dedos.


Además, “se sostiene que la testosterona promueve el desarrollo de las áreas del cerebro que están asociadas con las habilidades espaciales y matemáticas, así como el estrógeno hace lo mismo en las áreas que están asociadas con la habilidad verbal”, dijo Mark Brosnan, Jefe del Departamento de Psicología de la mencionada universidad y autor principal del estudio.

La investigación


Los investigadores hicieron fotocopias de las palmas de ambas manos de los niños y luego midieron la longitud de los dedos índice y anular. Las mediciones se hicieron mediante un calibrador con una precisión de 0,01 mm. Luego dividieron la longitud de ambos dedos para calcular un dígito-cociente.



El dedo anular más largoq ue el índice definiría una mayor habilidad para la Matemática y un dedo anular más corto, un mejor rendimiento en las pruebas de Lengua.

Cuando compararon este cociente con el resultado de los exámenes, encontraron las siguientes diferencias:


1) Un dedo anular más largo definió una mayor habilidad para las matemáticas.


2) Esta relación del dedo anular era más notable en los varones.


3) Las mujeres, —con el dedo anular más corto que el índice— obtuvieron un mejor rendimiento en las pruebas de lengua con respecto a los varones.


La investigación ha abierto nuevos horizontes y los investigadores están entusiasmados con seguir indagando en otras áreas conductuales, tales como la tecnofobia y la vocación profesional. También consideran de interés la utilización de este dígito-coeficiente “para identificar desórdenes de la conducta, tal como la dislexia que puede ser definida en téminos de una deficiencia en la lecto-escritura”, concluye el doctor Brosnan.



Otras delaciones



No sabemos hasta dónde llegarán con la medición de nuestros dedos, pero todo indica que esto no tiene límites. Investigaciones anteriores ya se habían ocupado del tema y los resultados no eran menos sorprendentes.


El largo de los dedos podría hablar de cuán agresiva o fértil es una persona, de las posibilidades que tiene de sufrir un ataque cardíaco y hasta de su orientación sexual.

Por ejemplo, se afirmó que cuánto más corto es un dedo índice con respecto al dedo anular, más agresiva es la persona. Otros estudios señalaron que dedos anulares más largos y manos simétricas, pueden ser considerados signos de fertilidad en los hombres. Mientras que en las mujeres, un dedo índice más largo delata su fecundidad.

También se relacionó un dedo anular más largo con menos riesgo de ataques cardíacos y ciertas habilidades espaciales (como orientarse con un mapa o estacionar un auto) y, como no podía ser de otra manera, el vínculo con la orientación sexual tampoco estuvo ausente.

Pensar que David Vincent, en la serie “Los Invasores”, identificaba a los extraterrestres por su dedo meñique.

You Might Also Like

0 comentarios


Recibe en tu e-mail todas las novedades


.

.

OHH !!! HALLOWEEN | ¿CÓCTELES?